Tus usuarios están cambiando constantemente, lo sabias ¿verdad? En esta publicación quiero enseñarte qué es el Inbound Marketing y porqué lo necesitas para conocerlos mejor. ¿Preparado?

Definición

Ya de primeras suena bien, Inbound marketing es la forma en la que tus usuarios se están comportando hoy en día. No esperan que sea el mensaje el que se acerque a ellos, sino que buscan constantemente el contenido idóneo que les ayude a resolver un problema, o unas necesidades. Cambiando también los métodos para obtener su atención.

Estamos de acuerdo en que el usuario actual está mucho más informado ¿por qué razón no darle esa información en nuestra página web? Por lo tanto, tenemos que centrarnos en alinear nuestra estrategia de ventas con una estrategia de contenidos que satisfaga las expectativas de un usuario cada vez más exigente.

Fases del Inbound Marketing

1. Atraer

En inbound marketing no buscamos atraer cualquier usuario a nuestro sitio web, sino que nos centramos en atraer al usuario correcto, aquel que es valioso para nuestro propósito, desde ventas, como un hotel, hasta leads, como un sitio de contenido.

El principal interés se tiene que centrar en las personas. En aquellas que tienen una necesidad directa con un producto o servicio, y que son más propensas a convertirse en clientes potenciales, y en ultima instancia, leales a la marca.

¿Quienes son este tipo de clientes? Los usuarios ideales, también conocidos como Buyer Personas, son representaciones ficticias y detalladas de tu publico. Retos, metas, ubicación geográfica, y el comportamiento que realizan, ayudándonos a la hora de planificar y ejecutar una campaña.

Si por ejemplo, el SEO tradicional se centra más en el volumen global de palabras clave sin tener en cuenta los segmentos de su público especifico y la forma en la que este se comporta, en inbound marketing, el SEO se optimiza basándonos en las Buyer Persona para obtener tráfico cualificado.

2. Convertir

Una vez que estemos consiguiendo tráfico cualificado a nuestro sitio web, el siguiente paso es la conversión de esas visitas en clientes potenciales mediante la obtención de su información. Para ello es necesario ofrecer algo a cambio. Ofertas descargables como un ebook, vídeos, y checklists, son el primer paso para optimizar visitas.

¿Cómo conseguirlo? Con contenido de primera calidad, así como una experiencia personalizada en el embudo de compra, guiando al usuario en todo momento, satisfaciendo sus principales necesidades.

3. Cerrar

Ahora que estamos generando tráfico y clientes potenciales, es turno de centrarnos en la consolidación de estos usuarios con el contenido adecuado a cada momento. Hay que identificar el momento en el que se encuentra la buyer persona (descubrimiento de un producto, consideración de compra o acción de compra), así como sus acciones en la web, para darle el contenido que resuelva sus inquietudes.

4. Enamorar

Esto no ha hecho más que empezar y una vez que conseguimos convertir una visita en un cliente con el contenido adecuado, tenemos que seguir con la experiencia positiva mediante contenidos exclusivos, y un trato personalizado que ayude al usuario a ser leal a la marca. Es muy importante que cuando un cliente vuelva a visitar la web, la experiencia sea diferente a la de aquellos que lo hacen por primera vez.

5. Analizar, y volver a atraer

Sin análisis no hay estrategia que valga, por lo que el último paso es monitorizar acciones y comportamientos, aprender de los errores que hayamos cometido y establecer mejoras, así como diferentes escenarios alternativos.

Resumiendo

Haciendo inbound marketing nos involucramos con los usuarios, conectándolos con contenido útil a través de medios orgánicos. El objetivo es establecer una relación personalizada a largo plazo, ofreciendo valor a aquellos usuarios que ya han dado el primer paso, en lugar de poner anuncios fríos asumiendo que cualquiera necesita nuestro producto.