Actualmente los usuarios buscan algo más que un logo llamativo y un eslogan pegadizo. Buscan una experiencia excepcional, ya sea en una tienda o en una web. En ese sentido, la experiencia de usuario lo es todo, es tu marca.

Y cuando se trata de construir una experiencia eficaz y agradable, me gusta usar un modelo alineado con tres disciplinas básicas para que podamos hablar de la mejor experiencia posible.

Los desafíos del UX

Experiencia de Usuario (UX) es la experiencia general de una persona cuando utiliza un producto en términos de si es fácil o agradable de usar. En mi opinión, son diseño, contenido y código los que crean esta experiencia en general. Os explicaré por qué.

Si alguna vez has llegado a una página web o usas una aplicación con la que te has sentido extraño, las probabilidades de que sea por culpa de alguno de esos tres pilares es alta. Los problemas suelen ser los resultantes de una mala ejecución de alguno de los tres, identificándose fácilmente incluso por usuarios inexpertos. Donde un buen UX es subjetivo, un mal UX es dolorosamente obvio.

1. Diseño

Un buen diseño proporciona un agradable telón de fondo para la información que un producto web ofrece a sus usuarios. Un mal diseño puede distraerles e incluso frustrarles al hacer que sea complicado encontrar la información que necesitan, haciéndoles menos propensos a interactuar con la marca en un futuro.

Cuando hablo de un mal diseño visual no me refiero solamente a un color usado en exceso sino de otros factores como:

  • La falta de contraste: Los diseños que utilizan contrastantes en sus colores pueden atraer la atención del usuario y crear emoción, y los diseños de bajo contraste pueden ser aburridos y difíciles de leer.
  • Proporciones incorrectas: Una decisión de diseño simple como el tamaño de fuente puede afectar dramáticamente la experiencia en general. Imagina ese tipo de letra pequeño en el móvil. Cansa, ¿verdad?
  • Grandes archivos de imágenes: Las imágenes siempre se deben guardar para web. Los archivos grandes pueden ralentizar el sitio web, haciendo que la experiencia sea menos agradable.
  • Diseño (por el bien del diseño): Las decisiones de diseño realizadas en aras de la creación o posición de un elemento inusual o inesperado son fáciles de detectar y absolutamente horribles cuando un usuario quiere llevar a cabo una tarea. Y si no piensa en la publicidad invasiva que ocupa toda la pantalla.

Cuando evalúes tu diseño, piensa siempre en los diez principios de un buen diseño de Dieter Rams.

2. Contenido

Es fácil olvidarse del contenido e incluso dejarlo en un segundo plano cuando estamos centrados en hacer un gran diseño. Pero el contenido malo destaca por encima de todo. Los usuarios son capaces de notar cuando un contenido está mal escrito o es ineficaz para ellos, independientemente de lo encantador que sea el diseño y de la funcionalidad que tenga.

Algunas formas en las que UX y contenido están directamente relacionadas:

  • Ortografía y gramática: Palabras mal escritas y comas mal colocadas pueden parecer un mal menor, pero suelen matar confianza y profesionalidad.
  • Etiquetado: Las etiquetas de los botones tienen un impacto sobre UX apoyando acciones intuitivas.
  • Inconsistencia: ¿Alguna vez has leído un artículo en el que una misma palabra fue escrita de dos formas? Aunque sutiles (e-mail, email), estas inconsistencias disminuyen la experiencia de usuario.
  • Jerarquía: La organización de los contenidos de un sitio o una app es tan importante como el contenido en sí. Si no se organiza correctamente puede ser frustrante interactuar con él.
  • Voz: Este es el más difícil de reconocer, pero es súper crítico en la elaboración de una buena experiencia de usuario. Los mejores creadores de contenidos son aquellos que pueden crear contenido atractivo en todos los canales y de todas las formas.

3. Código

Reconozco que el código tiene relación profunda con el servidor y la red, pero su calidad y estructura impacta en la experiencia de usuario de un producto digital. En el caso de un sitio web, los código rotos y errores relacionados pueden crear una experiencia de usuario frustrante de la que también desconfie en un futuro.

A pesar de que la queja principal de la mayoría de los usuarios sigue siendo una lenta velocidad de descarga, Google ha identificado los mensajes de error HTTP más comunes como el de un servidor sobrecargado (Error 500) o el clásico 404 de una página que ya no existe.

Los problemas con el código suelen ser muy evidentes, especialmente aquellos que nos devuelven este tipo de errores. Por eso, es importante tener un código limpio y optimizado.

La construcción de una experiencia en torno a estos tres pilares

No quiero extenderme mucho más en este artículo inicial. Pero sí os dejaré como opinión personal que en toda creación de producto digital deberíamos asignar una ventaja a cada una de las disciplinas, haciendo que cada una sea responsable de sus tareas y operen como iguales, de modo que nadie pueda suplantar la importancia de la otra.

Mediante la potenciación de estas tres derivaciones, cada una con un dominio separado, seremos capaces de ayudar a todo tipo de clientes a proporcionar una experiencia global excepcional a sus usuarios, ¿estás de acuerdo?