Cuidando las páginas más importantes de tu web
paginas importantes web

Cuidando las páginas más importantes de tu web

Seguro que a la hora de optimizar una web has escuchado o leído sobre la regla del 80/20 por la que el 80% del resultado lo consigues con el 20% de esfuerzo.  ¿Cómo sé qué cuáles son las más importantes? ¿Dónde poner ese 20% de esfuerzo?

Le teoría está muy bien y aunque en la práctica todo es diferente y no hay una respuesta de manual si que existen algunas páginas que tenemos que cuidar independientemente de nuestros objetivos.

Esto pasa porque cuando se intenta optimizar una web para un objetivo en concreto es fácil pasar por alto la imagen más amplia de la misma, concentrándose solamente en un elemento como puede ser SEO o Redes Sociales.

Antes de empezar a contarte cuál es mi punto de vista de todo esto quiero hacerte dos preguntas:

1. ¿Sabes qué buscan las personas en tu web?

Por defecto, todas las personas que entran a una web están buscando algo en concreto. Ya vengan desde SEO, Redes Sociales o desde un enlace en otro blog, siempre habrá algo que les llame la atención. Para dar respuesta a esta pregunta, primero tienes que entender cómo acabaron en tu web. ¿Es a través de Google, qué palabras usaron? ¿Llegan a través de Redes Sociales, en qué contexto?

Sé que esto te va a molar, apúntatelo: Analítica vs. Usabilidad, cómo mejorar la experiencia de usuario.

Sabiendo la procedencia del usuario nos será más fácil evaluar la información que buscaban. Y en este caso, menos es más, agobiar con mucha información conlleva distracciones fáciles.

2. ¿Cuál es el objetivo de tu página?

Ya sabemos dónde y a través de qué canales llegan a nuestra web, así como lo que está buscando. Es momento de vender, y aquí es dónde muchas empresas fracasan hoy en día.

Uno de los componentes más críticos son los Call to Action (CTA) o Llamadas a la Acción. Si no hay CTA, las posibilidades de convertir usuarios en leads se reduce, así que como regla general necesitarás un CTA por página. Y esto no significa que en cada una tenga que haber un botón que diga ‘comprame‘ parpadeando. No es eso.

Por ejemplo, el objetivo de la home no es enseñar que guapo te ha quedado el logo, como el de la página de producto no es contar las características, sino que hay algo más. El objetivo de todo es crear marca. Y dentro de esa estrategia global que deberías tener, cada página tiene que tener su objetivo concreto. Ya sea comprar, recoger información, e incluso dirigirlos a otra parte de la web.

En cuanto a páginas importantes de una web, ¿cuáles tienen la capacidad de mejorar drásticamente los resultados de negocio cuando se optimizan correctamente? No hay respuesta exacta porque dependerá del tipo de web y empresa, pero estas son las que deberías tener en cuenta independientemente de lo anterior.

Home

La home o página de inicio es la más obvia. Suele ser la primera impresión que se llevan de nosotros, así que desde el primer momento hay que dejar claro lo que podemos ofrecer, ya que de media, un usuario pasa una media de 8 segundos antes de decidir si un contenido le interesa.

¿Cómo podemos optimizarla? Hay que incluir una propuesta de valor fuerte en la mitad superior, así como un diseño ameno como una foto, un vídeo o simplemente los colores de nuestra marca. El objetivo de la home es captar la atención y explicar qué somos y qué hacemos.

Vuelvo a repetir que para mi, menos es más. Hay que crear un espacio positivo que invite al usuario a seguir, relajado, sin agobiar con demasiada información. Un ejemplo, la home de Airbnb.

Mide la sensación del usuario con mapas de calor, grabación de sesiones, profundidades de scroll, etc. Hotjar es una herramienta completísima para esto que a mi me parece perfecta.

home airbnb

Acerca de

Después de la página de inicio, la de ‘Acerca de’ es una de las más importantes ya que se suele visitar cuando el usuario ya tiene conocimiento previo sobre lo que hacemos. Para muchas personas es crucial porque es dónde van a aprender acerca de nuestros valores, productos y servicios, y dónde van a empezar a construir confianza.

No se trata de dar más información sino de interactuar en un nivel más profundo. No pierdas el tiempo con palabras vacías. Céntrate en la historia, los valores, la credibilidad, y muy importante, quién eres (porque seguro que detrás de todo hay una persona).

Esto lo hacen muy bien MOZ, pero es un ejemplo típico que seguro conocéis, así que me voy a ir a otro que me llamó especialmente la atención. Hace unas semanas estaba buscando muebles para mi casa y encontré Alki, una pequeña empresa vasco-francesa de muebles artesanales. Su página ‘acerca de’ muestra su historia, valores e hitos importantes, haciéndolo muy personal.

alki sobre nosotros

Blog

Ya sabemos la importancia del contenido fresco y de calidad en una web. Tener un blog y hacer Marketing de Contenidos es la forma en la que una empresa puede distinguirse de las demás y llegar a ser líder en su campo. Hay cuatro pilares importantes:

Resultados de búsqueda: A Google le flipa el contenido nuevo. Pero nuevo de calidad. No porque actualices más conseguirás situarte más arriba. Esto lo comento porque mientras que la home y la página Acerca de son más estáticas, el blog es el contenido que más fácilmente podemos actualizar y el que será más susceptible de ser enlazado.

Engagement/Confianza: Uno de los objetivos de los que más se suelen preocupar las empresas es de la cantidad de tiempo que el usuario pasa en la web y de si interactúa. El añadir más y más contenido y diseñar una estrategia de enlazado interno coherente hace que los usuarios puedan ir de un artículo a otro consiguiendo al mismo tiempo más probabilidades de aumentar la confianza de marca.

Tipos de usuarios: Hacer contenido sin objetivos no lleva a ninguna parte. Hay que hacerlo pensando en un tipo de usuario. Así que previamente tenemos que definir nuestra buyer persona y unos objetivos concretos. Crea artículos que estén alineados con lo que ofreces y conseguirás atraer al mismo tipo de usuarios.

Reputación: Comparte tu experiencia, ofrece valor, da tu punto de vista, interactúa. Lo que quieres de los usuarios que consumen tu contenido es engagement y exposición. Cuídales.

Y por supuesto, añade un CTA, contenido relacionado, ofertas, o simplemente pide un correo para estar en contacto. Una pregunta que tienes que hacerte: ¿es el contenido que estoy haciendo relevante para mi público objetivo, ayuda a resolver sus problemas?

Resultados de búsqueda

¿Tu web tiene activa la función de búsqueda? Si no es así deberías añadirla. Es una de las formas más valiosas que tendrás de conocer qué información se busca dentro de tu web. Piensa que hay personas que si no encuentran lo que buscan se irán, así que al menos ofrece la oportunidad de que puedan buscarlo de forma directa.

¿Cómo mejorar esta página? Hazla limpia, no la recargues demasiado, y por supuesto, que sea fácil de navegar. La información tiene que estar a un simple vistazo.

Contacto

Pensemos en si ese usuario quiere ponerse en contacto con nosotros. Cuanto más fácil lo hagamos, más fiables seremos. Tener una página de contacto abierta es sinónimo de que estás dispuesto a comunicarte, conocer nuevas personas y potenciales clientes.

¿Cómo optimizarla? Incluye diferentes opciones, un formulario, teléfono, un chat, el horario en el que estás disponible, etc. Y segmentalo según el tipo de usuario. En definitiva tienes que animarles a escribir y que al mismo tiempo sea para ti una palanca para coger el tipo de información que necesitas.

En este caso me flipa el ejemplo de Mostly Serious, una agencia americana.

mostly serious contacto

Página de Error 404

La última página que tenemos que tener en cuenta es la de Error 404, la más subestimada de cualquier web y en la que esperamos que nadie termine pero que inevitablemente puede terminar. Hay ejemplos que me molan, como los de Mostly Serious (a los que ya he citado antes), o el de Socialmood con 40defiebre (la que tenéis abajo).

Podrías pensar que esto no tiene importancia pero todo el mundo sabe lo frustrante que es pinchar en un enlace que no existe. Nadie quiere perder a un potencial usuario recurrente por un 404, así que haz una página más personal y simpática, y aprovecha para destacar información, alguna sección a la que quieras dar importancia, tus mejores posts. De cualquier forma, da opciones de seguir.

La pregunta que tienes que resolver aquí es el cómo puedes ofrecer algo de felicidad en una página en la que nadie quiere caer y cómo puedes darles valor y hacer que no se vayan.

40defiebre error404

¿Qué más?

Hasta aquí las seis páginas más importantes de cualquier web y cómo puedes optimizarlas. Luego ten en cuenta que dependerá del tipo de web y negocio del mismo. En un eCommerce tendríamos que cuidar las de producto, por ejemplo.

Así que echa un vistazo a las páginas más vistas de tu web en Analytics y empieza por ahí. Averigua por qué se visitan, qué ofreces y qué estás pidiendo a cambio.

Un último consejo: no creas que por optimizar esto lo tendrás hecho. El mundo evoluciona muy rápido y lo que hoy es popular, podría no serlo mañana. Al menos así tenemos la posibilidad de probar, aprender y seguir mejorando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *