La optimización de la conversión (CRO) se basa en la idea de probar diferentes versiones de tus páginas, así como textos e imágenes con el objetivo de conseguir una mayor cantidad de conversiones a un menor coste.

Tengo muy poco tráfico para probar y no puedo optimizar la conversión” es una frase que no debería ser del todo correcta. Por un lado, estoy de acuerdo en que para optimizar una web hacen falta visitas para generar buenos resultados. ¿Pero qué mínimo es el necesario? El que consideres a partir de 100 visitas.

¿Cómo hacer CRO con tan poco tráfico? Quizá estas ideas te sirvan de ayuda.

1. Prueba con la página de más tráfico

Es probable que pienses que tienes que hacer todas las pruebas de optimización en puntos del embudo como la página de pago o en la que los usuarios solicitan un presupuesto. Sin embargo, es más probable que tu página de inicio tenga más visitas que cualquier otra. Empieza por ahí (o por la que más tráfico reciba).

Empieza las pruebas en esta página. Si es la de inicio plantea como objetivo lo que puedes hacer para mejorar el tráfico interno a otras. Si lo consigues, el resultado será que otras páginas poco visitadas tengan más tráfico y por tanto, sean aptas para empezar a hacer pruebas en ellas.

2. Reduce las variaciones

La idea de esto es bastante simple. Cuantas más variaciones agregues de una sola página, menor será la cantidad de tráfico que recibirá cada variación.

Si tu página recibe 100 visitas al mes, tienes que dividirlas entre la original y las variaciones que quieras probar.

Volviendo al ejemplo de las 100 visitas al mes. Si creas una variación, significará que ambas versiones tendrán 50 visitas (a no ser que especifiques lo contrario). Y si agregas otra, cada versión recibirá 33 visitas. Y así sucesivamente. Más tráfico se traduce en mayor tiempo antes de que puedas empezar a ver algún resultado. Hazlo simple sólo con un test A/B para que puedas ver los resultados más rápido.

3. Haz grandes cambios

Si la tasa de conversiones para la versión A y B es casi la misma, necesitarás muchas más visitas antes de que puedas determinar cuál de las dos versiones es la ganadora.

Una alternativa a esa idea sería probar con más elementos. Es probable que una versión con cambios más dramáticos produzca diferentes % de conversiones.

4. Prueba diferentes objetivos

Tenemos una selección de cosas a optimizar y en general, lo mejor es optimizar aquellas cosas que generan ingresos. Bien pues estas cosas suelen ser las que tienen indices de conversión más bajos porque tardan más en probarse.

Hacer pruebas con el porcentaje de rebote, el tiempo en página, un clic, comentarios en el blog, etc., son las que tienen tasas de conversión más altas. Y como resultado, las pruebas requieren de menor tiempo.

5. Prueba objetivos secundarios

Similar a realizar pruebas con objetivos más fáciles para la tasa de conversión, está el probar los objetivos secundarios.

Si bien, hay ocasiones en las que la tasa de rebote, o llegar a una página no aumenta directamente las conversiones, es posible que con ellas aumente la participación y otro tipo de conversiones como los del punto 4.

6. Prueba muchas cosas

Reducir las variaciones de una página no significa que no puedas hacer pruebas simultáneas en diferentes páginas. Hacer esto no acelerará las pruebas individuales de cada página pero significa que puedes conseguir más resultados y más rápido que si esperas hasta que se complete una prueba.

Por ejemplo, puedes probar por el titulo de una página en la que estás intentando reducir la tasa de rebote. Mientras haces esa prueba, también puedes probar variaciones para conseguir más leads en otras páginas.

En lo que hay que tener cuidado aquí es en no ejecutar todas las pruebas en una sola página ni en enlazar pruebas. Por ejemplo: si haces una prueba en tu página de inicio y una página enlazada desde la de inicio, la variación de la de inicio podría enviar tráfico de mala calidad.

Si quieres probarlo, en ese caso aquí hay cuatro combinaciones:

  • Página de inicio A con página de seguimiento A
  • Página de inicio A con página de seguimiento B
  • Página de inicio B con página de seguimiento A
  • Página de inicio B con página de seguimiento B

Para que esto funcione correctamente necesitarás algo más de tráfico. Y por supuesto, que no estén directamente relacionadas con el embudo.

7. Una prueba en todas las páginas

Además de probar varias páginas a la vez, también puedes empezar a probar un par de elementos recurrentes en todas las páginas. Un buen ejemplo de esto es el menú o el encabezado de los artículos. Recuerda aquí el punto 3, haz cambios grandes para tener resultados mejores y más rápidos.

Como veis, no hace falta tener mucho tráfico. Podemos empezar por aquí 😉