Clasificar una web en los motores de búsqueda puede ser una tarea difícil.  Especialmente si la competencia en tu nicho es bastante alta.

Como sabes, tienes que empezar por preguntar a tus usuarios y por una keyword research. El objetivo es meterte dentro de la cabeza de tus usuarios y averiguar las palabras que usan y cómo están buscando.

¿Y entonces qué? ¿Cómo elijo las palabras clave para las que tengo que optimizar? ¿Me centro en las que son de long tail (dónde comprar zapatillas modelo A en Madrid) o voy directamente a términos generales (zapatillas A Madrid) más competitivos?

La competencia es la clave

Si tienes que centrar la estrategia en el long tail o en términos más generales depende en gran medida de la competencia. Si la competencia en tu nicho es alta, tendrás mucha dificultad para términos generales. Y si la competencia es baja podrás clasificarlos sin problemas. Incluso en la segunda opción podrás permitirte clasificar para ambos, long tail y general.

Lo que tendrás que hacer aquí es estimar tus posibilidades de clasificar palabras en los motores de búsqueda. No es una tarea fácil porque muchas veces se tiende a sobrevalorar en gran medida las posibilidades del long tail, centrándose mucho en términos generales que nos nos indican ni la situación del usuario en el buyer journey ni su intención.

Entonces, ¿cómo determino cuál es mi competencia? ¿Qué tengo que buscar? Aquí hay dos estrategias:

  • Ve a Google y busca por tu mismo.
  • Prueba, analiza y vuelve a intentarlo

Veremos las dos a continuación.

1. Ve a Google y busca por ti mismo

Si no tienes acceso a herramientas, lo más probable es que necesites ir a Google y hacer una búsqueda de incognito para las palabras clave que resultaron de tu análisis. E incluso con ellas, la opción de Googlear directamente no parece nada mala.

Empieza por los términos más generales. Los que son una sola palabra, los llamados head. Dale un vistazo a la página de resultados. Esos son los sitios con los que vas a competir una vez que elijas optimizar tu contenido para esa palabra. Para comprobar si puedes competir hay un check list.

  • ¿Son webs personales? ¿Son sitios de empresa? Pregúntate si estás en igualdad de condiciones. Una vez que lo sabes, ¿tú web pertenece a esos nichos? ¿Tiene tu pagina tanta influencia y similar tamaño para competir?
  • ¿Aparecen marcas muy conocidas? Esto es porque como es obvio, es más difícil clasificar cuando compites contra marcas cuyos sitios son fuertes.
  • ¿Qué pasa con el contenido de esas webs? ¿Está bien escrito y optimizado? ¿Cuánto duran los artículos en ellos? Esto lo miramos porque si la competencia tiene un contenido pobre, hay más posibilidades de que podamos competir.
  • ¿Hay anuncios en Adwords? ¿A cuánto está en clic? Esto es porque los términos de búsqueda que tienen un alto PPC suelen ser más difíciles de clasificar en los resultados orgánicos.

Una simple pregunta

Todo se reduce a una sola pregunta, ¿cómo se mantiene mi web, en comparación con los otros sitios de la SERPs, somos del mismo tamaño? Si no lo eres, quizá debas centrarte mejor en términos de long tail. Son más complicados de clasificar pero lo puedes hacer entendiendo la situación y el contexto de la búsqueda.

El siguiente paso es hacer el mismo análisis que hemos hecho para términos muy generales, pero en long tail. Los términos de búsqueda más largos y más específicos generarán menos tráfico, pero clasificarlos será mucho más fácil.

Centrarte en algunos generales head y otros long tail es lo que todo el mundo suele hacer, dependiendo de muchos factores como por ejemplo la localización de tus servicios. Una vez que consigas clasificar algunos términos long tail, los head te resultarán mucho más fácil.

2. Prueba, analiza y vuelve a intentarlo

Una vez que has hecho un análisis de tus posibilidades de clasificar un término especifico, el siguiente paso es escribir un artículo, y optimizarlo al detalle. Intenta conseguir unos backlinks, distribuye por redes sociales, enlázalo en tu web, y espera un poco.

¿Aparece tu contenido en las SERPs para las palabras que querías clasificar? ¿O está en las páginas 2, 3? Si no puedes clasificar en la primera página, trata de escribir otro artículo que guarde similitudes para una palabra clave más larga. Hazlo un poco más especifico, más nicho. Y prueba.

Conclusión

Averiguar en qué palabras claves tienes que centrarte para conseguir el mayor número de tráfico a tu web es un trabajo duro de muchas semanas e incluso meses. El SEO de contenidos no es escribir un par de artículos y listo. Incluso si lo haces bien, seguirá siendo complicado.

Por lo que después de analizar a tu competencia, empieza a probar. Haz el artículo y mira cómo se clasifica para esas palabras para las que lo has escrito.