7 cosas que aprendí mientras trabajaba y estudiaba al mismo tiempo
estudiar y trabajar al mismo tiempo

7 cosas que aprendí mientras trabajaba y estudiaba al mismo tiempo

Quiero salirme de mis publicaciones habituales sobre Marketing y Revenue Management, para explicar, ahora que he finalizado el Máster en Analítica web, algunas de las cosas que aprendí mientras trabajaba y estudiaba al mismo tiempo.

Mis padres solían decirme aquello de “Juan, no puedes estar estudiando toda la vida“. Por un lado tenían razón, pero por otro, se equivocaban. A estas alturas ya he hecho mía la frase del famoso director de fotografía, Conrad Hall: “You are always a student, never a master. You have to keep moving forward“.

Desde el primer momento que tuve acceso a Internet, supe a lo que quería dedicarme. Sabía que sería algo en lo que estaría permanentemente conectado. Y aunque nunca supe el nombre exacto de lo que quería hacer, cuando salí de la Universidad, empecé a sentir un gran vacío entre lo que había estudiado y el mundo real, así que mientras ganaba algo de experiencia, decidí dirigir mi carrera en diferentes especialidades para tener la visión más amplia posible del entorno que nos rodea.

Durante este tiempo de dos años aproximadamente, he realizado tres especializaciones, Revenue Management nada más terminar la carrera de Turismo, y posteriormente Marketing Digital y Analítica web. Lo que fue una forma de pivotar y abrirme al mundo de las agencias de Marketing y Publicidad, me hizo al mismo tiempo comprender aún más los factores que afectan a la comercialización turística.

Sin embargo, pese a todo lo que tengo en mi haber, en estos últimos meses he estado desempeñando funciones de SEO, y en menor medida como Analista web. Después de haber conocido y trabajado con una amplia variedad de personas y perfiles, me dispongo a contaros algunas de las cosas que he aprendido mientras trabajaba y estudiaba al mismo tiempo, y que no son académicas. Algunas las podemos aprender en la Universidad, es cierto, pero creo que no te das cuenta de ellas hasta que te dedicas profesionalmente a algo.

1. Actitud

Esta es una de las cosas que he aprendido de mis mejores compañeros. Tener una buena experiencia puede hacer que consigas un buen puesto de trabajo, pero es la actitud lo que nos hará conseguir una buena carrera en aquello dónde nos queremos desarrollar.

2. Comete errores: Es imprescindible que aprendas de ellos

Cometer errores está bien si aprendemos de ellos. Cuando lo hagas, evita pensar mucho, tomate un respiro para reflexionar qué pudo salir mal, y qué podrías haber hecho de otra manera. Incluso es bueno si puedes discutirlos con un compañero para tener diferentes puntos de vista. No obstante, sea lo que sea, hay que seguir adelante.

3. Aprende de los demás

Después de haber conocido y trabajado con muchos perfiles, creo que cada persona que te encuentras tiene siempre algo que enseñarte. Puede ser desde algo técnico cómo usar un programa determinado, a más personal cómo diferentes formas de expresarte en una reunión. Uno de los mejores consejos que me han dado es el de absorber todo lo que se pueda, nunca sabes cuando te puede ser útil.

¡Hola! Permíteme un paréntesis. Todo esto forma parte de mi CV más práctico, de las experiencias, el académico lo conocemos todos. Escríbeme si quieres saber más 🙂

4. Acepta las criticas

Cuando estamos empezando, tenemos que tener la mente abierta para saber aceptar las criticas sin tomárnoslas como algo personal, especialmente si estamos desempeñando alguna función subjetiva. Tratemos de buscar la parte positiva a todo, para volver a hacer las cosas siempre mejor que la vez anterior. Aquí cito la frase del desarrollador Addy Osmani: “First do it, then do it right, then do it better“.

5. Muévete a corto plazo

A todos nos gusta comprometernos con proyectos a largo plazo, diseñar planes de ejecución y ser fieles a ellos, pero lo que nos diferenciará del resto es estar atentos a los cambios que se vayan produciendo para ser capaces de actuar en el corto plazo. Esa es a su vez una de las razones que me llevó a estudiar Analítica web.

6. Confía en ti

Siempre habrá momentos en los que dudes. Es posible que haya algunos en los que no sepas si tienes lo que se necesita para un puesto de trabajo. Sea lo que sea, hazlo, sólo progresaremos si hacemos nuestro trabajo diariamente sin miedo a equivocarnos.

7. Toma decisiones, y explica las razones

Habrá muchos momentos en los que tengamos que tomar decisiones por nosotros mismos de una forma rápida. En esos momentos es importante tener seguridad, así como una comunicación clara y concisa para explicar las razones que nos han llevado a ello. La capacidad de explicar por qué hemos tomado algunas decisiones es lo que va a hacer que ganemos confianza y a la larga aprendamos, tanto de los errores, como de los riesgos de tener una responsabilidad.

Conclusiones

Aprovecha todo lo que puedas, participa, pregunta las dudas que tengas, muéstrate interesado en el trabajo que hacen los demás, por que sólo así comprenderás de sus dificultades, propón nuevas soluciones en base a tus experiencias, y de vez en cuando tomate un tiempo para trabajar contigo mismo, la autonomía en tus tareas también cuenta.

¿Qué habéis aprendido vosotros? Si os han gustado las mías, compartid sin miedo 🙂

2 Comments

  1. Fernando Muñoz

    Coincido al 100% contigo Juan. La actitud es esencial a la hora de trabajar y estudiar a la vez. También añadiría el punto “8. Gestiona tu tiempo”, ya que trabajar y estudiar a la vez implica estar a tope en 2 cosas al mismo tiempo. Hay que saber llevarlo y sólo la gente capaz es de sacar lo máximo en ambas.

    Un abrazo!

    P.D.: me flipa el nuevo diseño del blog

    • Juan Rodriguez

      Bien visto ese punto 8 tio! Cuando estudias y trabajas aplicando lo que estudias tienes que organizarte muy bien para saber diferenciar 🙂

      Abrazooos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *