Siempre me ha gustado estar involucrado en estrategias de atracción y conversión del tráfico porque las considero imprescindibles. Así que en este articulo os quiero hablar de una parte de esas estrategias, la de captación, concretamente de la parte de medición.

¿Cómo sabemos si estamos midiendo correctamente el SEO de nuestra web? Lo que quiero mostraros es cómo podemos medir de forma básica el SEO con Google Analytics.

Aunque si es largo, no voy a hacer un artículo muy profundo sino un paso a paso las instrucciones básicas sobre cómo encontrar los datos que te ayudarán a hacer un seguimiento diario del SEO.

SEO en general

Una de las primeras consultas que tenemos que hacer es sobre la cantidad de tráfico que llega a nuestra web en general. En Analytics podemos encontrarlo en la sección Audiencia. Esto nos indica cuántas sesiones hemos tenido en un periodo de tiempo determinado.

Pero esto no nos va a decir lo que hemos conseguido de SEO o cómo va el SEO en referencia a todo, por lo que tendremos que ir a otras secciones de Analytics. Si vamos a Adquisición, Todo el Tráfico veremos una lista de las fuentes por donde viene el trafico.

Como vemos en el vídeo, lo que hago es añadirme una linea secundaria para tener presente qué porcentaje sobre el total tengo de SEO y cual es su evolución. Aunque si lo queremos de una forma más clara, siempre podemos pinchar en la parte de los gráficos.

Por desgracia, la parte de palabras clave es complicada de ver y hoy en día Google no te dice mucho más. Y ahí si que recomiendo que utilices otras herramientas como Semrush, o las expresiones regulares de Google para las Longtail, por ejemplo

¿Qué dice de mi el SEO?

Ahora que sabemos buscar el tráfico orgánico en Analytics, tenemos que analizar qué está pasando. Si no estás recibiendo tráfico SEO es que necesitas optimizar de alguna forma tu web para intentar captar las oportunidades que te estás perdiendo.

Y si lo recibes tienes varias opciones. Si tu tráfico orgánico está disminuyendo es el primer síntoma de que necesitas una Auditoria SEO con urgencia. Sobretodo si la caída es grande. Tal vez puedas rastrear tu web con herramientas como Google Search Console para comprobar la indexación, Screaming Frog para ver la parte más técnica o usar como he mencionado anteriormente Semrush para ver qué palabras estamos posicionando y qué otros sitios están fuertes en esas palabras clave. Pero eso ya formará parte de otro artículo. Si os apetece, por supuesto 😉

Si por el contrario notas un aumento en el tráfico orgánico, piensa en lo que has hecho últimamente. Si no tienes ni idea de que has hecho, no te preocupes, hay formas de intuir qué ha funcionado. Te explico. Con lo anterior solamente veíamos el SEO a nivel general pero lo que la mayoría queremos es centrarnos en algo mucho más específico.

Analizar una página específica

Si lo que quieres es ver una página en concreto, tienes que ir a Comportamiento, Contenido del Sitio, Todas las Páginas. Aquí tendrás las mejores páginas para el periodo seleccionado, clasificadas en cantidad de páginas vistas. Si lo que quieres es ver una página en concreto puedes usar el buscador (sin poner el nombre de dominio, sólo /página/).

Sin embargo, esto seguirá siendo páginas vistas, sin expresar el porcentaje que viene de motores de búsqueda. Si queremos eso hay dos maneras de conseguirlo. La primera es hacer clic en el menú desplegable “dimensión secundaria” y buscar Adquisición, Medio. Pinchamos en la casilla cuando tengamos orgánico y ya lo tenemos. Aunque también nos mostrará la referencia a otros canales, lo cual siempre es interesante.

Filtrar solamente el tráfico SEO por páginas

Llegados a este punto quiero daros un consejo. Y es que para tener los datos todavía más claros podemos añadir un filtro (utilizando la barra de búsqueda) en el que incluyamos solamente el Medio que contenga “orgánico”.

Esto nos ayudará a tener los datos SEO de cada una de las páginas en un periodo. A mi personalmente me encantan los segmentos, ya que hace que Analytics sea mucho más personalizado y fácil de usar. Te lo enseño en este vídeo.

Obviamente todo lo que he mencionado hasta ahora está centrado en controlar el SEO con una herramienta gratuita como Analytics, y no con encontrar problemas relacionados con el SEO. para encontrar problemas tendríamos que mirar otras secciones, algunas de las cuales explicaré ahora.

Porcentaje de Rebote

Si no tenemos claro el objetivo de cada una de las páginas, el porcentaje de rebote es una métrica vacía. Es decir, que depende en gran medida de con qué otras métricas la rodeemos o del tipo de web que estemos analizando.

Como en mi caso, en este articulo, os estoy enseñando una web de noticias de actualidad, lo que queremos es que el usuario pase cuanto más tiempo en la web mejor, e identificar qué páginas tienen un alto porcentaje de rebote y cuales un bajo para diseñar una estrategia para cada uno de esos grupos.

Si pinchamos en Comportamiento, Contenido del Sitio y Páginas de Destino obtendremos una lista de las páginas por las cuales los usuarios entran a nuestra web. Las páginas de destino por que son las primeras que un usuario verá. Son literalmente el primer contacto cuando provienen de una fuente de tráfico.

Una media importante, aunque teniendo en cuenta lo que ya comenté en el primer párrafo, es el porcentaje de rebote. Esta métrica nos da el porcentaje de usuarios que dejaron la página sin hacer nada. Y aunque Google no lo toma como un factor importante de clasificación, es una métrica que nos puede dar algún que otro indicativo de que algo funciona o no funciona en nuestra web.

Para otros sitios que no son de actualidad existen otras métricas e incluso otra forma de medir la rentabilidad de las páginas. El porcentaje de rebote podemos “modificarla” haciendo que el usuario que pase más de X segundos no se considere rebote, e incluso midiendo los eventos que se produzcan dentro de esa página aunque haya rebote. Esto por ejemplo mola para los ecommerce.

Lo que podréis ver en el vídeo es una idea de las páginas que tienen un alto porcentaje de abandonos. Pinchemos en el icono de comparación y fijémonos en la última columna seleccionando el porcentaje de rebote. Esto nos dará el promedio con respecto al general del sitio. Cualquier página que tenga la barra roja estará por debajo de la tasa de rebote promedio del sitio.

Buscador Interno

Si pinchamos en Comportamiento, Búsquedas en el Sitio, Visión general, encontraremos una lista de los términos de búsqueda que los usuarios han utilizado en nuestra web. Esto siempre mola porque nos dará una idea sobre los temas que tenemos que trabajar en orgánico y que comparado con un análisis de contenidos podremos ver si tenemos oportunidades.

Es decir, que si descubrimos términos que los usuarios utilizan pero para los que no hemos creado páginas, ¿por qué no hacerlo? Y por otro lado, si realmente hemos creado contenidos para esos términos, aquí tendremos un primer indicativo para analizar más en profundidad si estamos o no estamos bien posicionados para temas semánticos que puedan surgir.

Para activar el trackeo de búsqueda en el sitio tenemos que tener la opción, así que si aún no lo estás utilizando, aquí Google te lo explica muy bien.

Tráfico móvil

Quizá hayas escuchado eso de que Google está premiando a los sitios que están optimizados para móviles. No es nada nuevo, como tampoco lo es la tendencia a que el tráfico desde dispositivos móviles está superando al de escritorio.

Vamos a Audiencia, Dispositivos Móviles, Visión General. Ahí tendremos datos sobre desde qué dispositivo nos visitan. Aquí si agregamos tasa de rebote y es superior a lo que es en escritorio, tal vez sea porque nuestro sitio no está bien optimizado. Quién sabe, será cosa de tener un primer paso a través del cuál poder analizar.

Una vez más, como ya dije antes, Google tiene en cuenta cómo de accesible es una web, y en el caso del móvil lo ha convertido en un factor de clasificación importante. Así que si quieres mejorar el SEO tendrás que tenerlo en cuenta, no queda otra 😉

Velocidad del sitio

Al igual que la optimización para dispositivos móviles, la velocidad de una web también es importante a la hora de clasificar una web. Y no sólo tiene impacto en el SEO sino que también en conversiones y en la usabilidad. Mejorarla es mejorar toda la web.

Además de que podamos usar otras herramientas, Google Analytics tiene una sección en la que se mide la velocidad del sitio. Lo tenemos en Comportamiento, Velocidad del Sitio. Si pinchamos en Tiempos de página podemos ver el promedio de carga de una página en comparación con todo el sitio y un punto de partida a análisis más